Publicaciones
Pieza del mes Conexiones Bitácora Habla
 
Mutatis mutandi
 
 

La fantasía originaria de MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”) se remonta al hallazgo y rescate, hacia 1983, de una fotografía abandonada entre las ruinas del ya entonces extinto taller E.P.S. HUAYCO. El registro excepcional aunque descartado de los recorridos artísticos por los dantescos basurales de Lima en que el colectivo recolectaba los materiales utilizados para sus obras más radicales –en tanto Francisco Mariotti señalaba a esos infinitos botaderos como el único y vero y fáctico museo de arte moderno o contemporáneo del Perú.

Desde esa inspiración, luego varias veces transformada, MICROMUSEO ha realizado decenas de exposiciones e intervenciones, compensando sus economías paupérrimas con las estrategias populares de la reciprocidad y de la itinerancia. Movilidades comparables a las de un microbús urbano, con rutas esporádicas o “piratas” a las que ahora integramos el PARADERO HABANA como nuestra primera estación oficial y estable.

Fieles al estatuto crítico de nuestro proyecto, inauguramos este paradero contrastando las ilusiones de hace veinticinco años con las comprobaciones actualizadas por Víctor Castro tras las promesas e incertidumbres en las prácticas artísticas del reciclaje. Como señala el texto curatorial en el catálogo de la muestra: "No la radical utopía socialista de otrora y sus confrontaciones polares, sino la pragmática reparadora de nuestros consumidos tiempos consumistas. Nuestros tiempos aún no consumados, sin embargo".

Una confrontación tal vez resumible en la yuxtaposición de aquella mítica fotografía original con la del expositor actual, su Autorretrato con cinco mil tapitas, tomada el 26 de marzo de 2007.

Mutatis mutandi.

 
df
 
<< Videos  

 

   
     
 
Portada
Variaciones sobre Derivadas
Soy un recolector
Obras (algunas)
Procesos (varios)
Videos
Mutatis Mutandi
 
 
 
 
 
 
 
© MICROMUSEO. Lima, Perú. 2007
Diseño y desarrollo: OrtizCastro.NET