Publicaciones
Pieza del mes Conexiones Bitácora Habla
 
 

ANGIE BONINO
Mr. President
1999
Video. 01:15"
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

El poder y la instrumentalización del espectáculo, con referencias políticas a situaciones peruanas muy precisas. Bonino emergió pioneramente en el arte tecnológico local enfrentando un contexto general de violencia y autoritarismo.

 
 
 

CHRISTIANS LUNA
Muerto por un pan
1999
Video. 09:47"
(Intervención urbana. Acceso callejero a la exposición
Emergencia artística: Arte crítico 1998-1999, Lima, Perú)
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Intervención independiente de Christians Luna en el acceso callejero a la la exposición autogestionaria Emergencia artística (Arte crítico 1998-1999), organizada por MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”) y curada por Gustavo Buntinx en paralelo a la II Bienal Iberoamericana de Lima. La acción se llevó a cabo minutos antes de la inauguración de la muestra, el 27 de octubre de 1999, montada en el segundo piso de la entonces ruinosa Casa de las Trece Puertas, sede del Colegio de Periodistas de Lima.

"Realizado en el límite de la exposición Emergencia artística, paralela a la Bienal de Lima. Esta pieza se dejó en la calle conteniendo 60 panes del día desde la 1.00pm hasta las 3.00pm, momento en que una mamacha pasó y al no ver a nadie recogió todos los panes en un par de bolsas y se fue". (Christians Luna).

 
 
 

CHRISTIANS LUNA
Danos hoy un pan
1999
Video. 8:42"
(Intervención urbana. Proximidades de la Catedral de Lima, Perú)
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Secuelas de Muerto por un pan, intervención independiente de Christians Luna en el acceso callejero a la exposición autogestionaria Emergencia artística (Arte crítico 1998-1999), organizada por MICROMUSEO ("al fondo hay sitio") y curada por Gustavo Buntinx en paralelo a la II Bienal Iberoamericana de Lima. Esta acción última se realizó minutos antes de la inauguración de la muestra, el 27 de octubre de 1999, en el segundo piso de la entonces ruinosa Casa de las Trece Puertas, sede del Colegio de Periodistas de Lima.

 
 
 

CHRISTIANS LUNA
Pan de cada día
1999
Video. 3:31"
(Intervención urbana. Proximidades de la Catedral de Lima, Perú)
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Secuelas de Muerto por un pan, intervención independiente de Christians Luna en el acceso callejero a la exposición autogestionaria Emergencia artística (Arte crítico 1998-1999), organizada por MICROMUSEO ("al fondo hay sitio") y curada por Gustavo Buntinx en paralelo a la II Bienal Iberoamericana de Lima. Esta acción última se realizó minutos antes de la inauguración de la muestra, el 27 de octubre de 1999, en el segundo piso de la entonces ruinosa Casa de las Trece Puertas, sede del Colegio de Periodistas de Lima.

 
 
 

KEVIN McCARTHY
Tarata
1992
Video. 39:31". (Primera parte: 9:39”. Segunda parte: 10:02”. Tercera parte: 10:20”.
Cuarta parte: 9:30”)

Cámara y registros: Kevin McCarthy
Archivo: Anamaría McCarthy
Colección MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”)
Donación: Anamaría McCarthy, 2008

Registros hasta ahora inéditos de los estragos del coche bomba detonado el 16 de julio de 1992 en la calle Tarata del distrito limeño de Miraflores: uno de los más emblemáticos atentados efectuados por Sendero Luminoso durante la cruenta batalla por Lima en ese año literalmente explosivo.

Kevin McCarthy vivía entonces en el departamento que le servía de estudio fotográfico a su hermana, la reconocida artífice Anamaría McCarthy. Gracias a un encadenamiento insólito de intuiciones, ambos lograron eludir la explosión, pero no el trauma. Aquella noche –y los siguientes días– Kevin permaneció entre los escombros, resguardando lo que pudo preservarse tras la onda expansiva y los saqueos (acaso tan devastadores como el estallido). Apenas la luz y el descontrol se lo permitieron, inició la absorción en video del estupor y el pasmo que sucedieron al terror. Poco después Anamaría hizo lo propio, con vistas fijas atravesadas no de clamor sino de melancolía.

Hay un contraste incisivo, conmovedor, entre el registro bruto del material fílmico –jamás editado o proyectado– y la poesía acallada de las fotografías, delicadamente construidas respetando la autenticidad de los fragmentos encontrados. Testimonios opuestos pero complementarios. Por un lado, la neutralidad aparente de los lentos planos-secuencia, en sus recorridos inestables por entre las ruinas, enmudecidas incluso durante las primeras labores de limpieza y reconstrucción. Al otro extremo, la subjetividad sensible de composiciones quietas, delicadamente construidas respetando la autenticidad de los fragmentos encontrados.

Nada de este material ha sido antes expuesto. Demasiado dolor. Kevin murió once años después, en Santa Mónica, California, víctima de un conductor senil que a lo largo de varias cuadras confundió el freno con el acelerador, triturando en el camino a decenas de personas. El primer atropellado fue el videasta. Su esposa fue la última. Todo ello en el exacto día en que se conmemoraba la tragedia de Tarata. Como si un karma benévolo le hubiera otorgado a Kevin un paréntesis de vida antes de la fatalidad de su confrontación con otra demencia, con otro automóvil mortífero.

Para la exploración de esos y otros sentidos, MICROMUSEO reúne tanto las fotografías como el video en la muestra Memoria del olvido, inaugurada en su PARADERO HABANA el 16 de julio de 2008, a los dieciséis años precisos del atentado de Tarata y en conmemoración del quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) –acaso el libro más importante que en relación al Perú se haya escrito desde los Comentarios reales del Inca Garcilaso de la Vega y la Nueva corónica y buen gobierno de Felipe Guamán Poma de Ayala.

En nuestra página web ofrecemos documentación completa de aquella exposición, incluyendo el testimonio íntimo de Anamaría McCarthy sobre su hermano Kevin y las circunstancias en que realizó las tomas presentadas ahora como un registro único, intocado, de la tragedia de Tarata. (Gustavo Buntinx).

 

 

 

 

 
 

CECILIA NORIEGA-BOZOVICH
El Chismemóvil
2000 - 2001
Video. 13:39". (Primera parte: 7:23". Segunda parte: 6:16")
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

En octubre de 2000 se inauguró la II Bienal Nacional de Lima entre los estertores de una dictadura que principiaba ya su ansiado desplome, con la fuga inicial de Vladimiro Montesinos y la terminal de Alberto Fujimori. En ese contexto, tenso y cargado de expectativas, Cecilia Noriega-Bozovich se infiltró memorablemente en una celebración artística de la que quedó descartada durante sus instancias preliminares. Lo hizo paseando su inverosímil "chismemóvil" –un jeep militar repintado con tonalidades fucsia-Barbie– por entre las distintas sedes de la Bienal y –de paso porrazo– los principales atributos inmobiliarios del poder: el Palacio de Gobierno (presidencial), el Palacio Municipal, el Palacio Arzobispal, la Catedral... Una ironía feroz sobre los imperativos fascistoides de la marcialización y el simulacro impuestos por la dictadura.

La feminización de lo marcial es precisamente una de las principales estrategias críticas ensayadas por la obra de Noriega-Bozovich. Otra es la apropiación y el empoderamiento. Ambas estrategias vinculadas por cierto concepto beuysiano de la escultura social aquí reconcebido desde la itinerancia. Como en el camuflaje deliciosamente rosa que (en)cubre a este tan celebrado "chismemóvil": el anticuado vehículo militar con el que Cecilia paseaba a críticos y artífices y a la ciudadanía en general por entre los edificios emblemáticos de un poder cultural (la Bienal) del que circunstancialmente no participa y un poder político (la Dictadura) que sistemáticamente la oprime. Recorridos "femeninamente" utilizados para recibir y propagar habladurías en un medio dominado por el temor y el rumor. Todo registrado por una cámara "escondida" que parodia las en realidad encubiertas con que Montesinos lega a la posteridad su repertorio magnífico de Vladivideos (Sex, Lies and Vladitapes). Entre los artífices que literalmente se suben al carro aparecen en este registro la teatrista Rebeca Ralli (vinculada al grupo Yuyachkani), los plásticos Nana Gold, Hernán Pazos, Rocío Rodrigo, Moico Yaker y el cineasta "Chicho" Durand. Notable el paseo despampanante de Giuseppe Campuzano (travestido).

La segunda parte de este video se inicia musical y lírica para culminar discursiva y teorética, con las intervenciones de los críticos Cuauhtémoc Medina y Gustavo Buntinx. El resultado es una divertida, incisiva, instantánea del instante utópico en que la caída inminente de la dictadura de Fujimori y Montesinos parecía insinuar un cambio epocal. (Gustavo Buntinx).

 
 
 
 

DAVID PALACIOS
Infografías: Ejercicios de fisiocromía y reportes de derechos humanos
2004
Video. 04:48"
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Aunque nacido en Cuba en 1967, David Palacios radica desde 1991 en Venezuela, país del que ahora (noviembre 2007) parte para reubicarse en Europa. En Caracas deja, no obstante, una secuencia incisiva de intervenciones artísticas cuyo tenor último podría verse resumido en este dramático y al mismo tiempo conceptual video. Una ironía sobre el formalismo extremo del cinetismo que es también, sin embargo, un homenaje sesgado a ese logro mayor de la estética modernista –en el momento de su crisis definitiva.

Una crisis política tanto como cultural, anunciada incluso por ese impresionante lema oficialista que al proclamar una “nueva geometría del poder” pervierte e instrumentaliza las formulaciones cinéticas. Así parece entender –y subvertir– Palacios, cuyo comentario artístico se articula desde la inquietud cívica. Para ello resignifica radicalmente la teoría y la práctica de Carlos Cruz Diez, trasmutando la pura vibración retiniana de sus fisiocromías en pruebas de color televisivas que a su vez se reconfiguran en campos estadísticos de violaciones a los derechos humanos bajo el actual régimen venezolano –en particular las detenciones arbitrarias practicadas por organismos de seguridad del Estado.

Mención aparte merece la aguda precisión de las citas, cuya escogencia y despliegue otorgan sutiles connotaciones críticas a las abstractas formulaciones verbales de Cruz Diez. Un logrado paralelo textual a la compleja operación icónica que el video además exalta mediante la gravedad de su banda sonora: el conmovedor adagio para cuerdas de Samuel Osborne Barber (1910-1981). Ese dramático fondo musical nos reubica en el (melo)drama y la tristeza de nuestros opacos tiempos, amagados por el oscurantismo y la malversación simbólica con que antiguas retóricas de liberación son utilizadas para justificar nuevas opresiones. Apenas uno de los varios complejos sentidos que el curador venezolano Jesús Fuenmayor ha tan acertadamente articulado bajo la categoría de "políticas de la sinestesia".

No es un dato menor el que alguna de las fisiocromías aludidas por este video (como la obra pública denominada Andrés Bello) haya sido en los últimos años víctima ella también de la intolerancia y de la violencia, expresadas por una vandalización continua. Un sensible donativo del crítico Gerardo Zavarce me permitió incorporar varios de sus fragmentos al acervo de MICROMUSEO. Es una de nuestras más preciadas, más dolidas, piezas. Las ruinas del modernismo. (Gustavo Buntinx).

 
 
 

SANTIAGO QUINTANILLA
Educando a los chicos en los años difíciles
2009
Video. 11:59"
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

"A casi diez años de la presentación del informe fundamental de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), el Perú sigue entrampado en sus irresueltas batallas por la memoria. Personal y social: una persistente vocación por el olvido, en distintas instancias del poder, dificulta el procesamiento y superación de las altas violencias y del autoritarismo que marcaron traumáticamente la vida nacional --y las vidas individuales-- durante las décadas de 1980 y 1990.

No está aún cancelado el saldo terrible de esos cuatro lustros de guerra y dictadura. A las evidencias patéticas de ello en nuestra vida política se le suman otras más significativas desde el decisivo ámbito de lo simbólico. En la señalización y procesamiento de esa carencia radica el aporte de artífices como Santiago Quintanilla (Lima, 1983). Sin necesariamente proponérselo, tras sus incisivas obras asoma una aproximación casi psicoanalítica a la más grave de nuestras crisis republicanas. Tal vez no deba sorprender el que en ese derrotero insólito logre sublimaciones tan intensas de nuestros abismos como sociedad. Y en el mismo gesto renueve de manera tan sugestiva a la propia textualidad plástica.

Una textualidad, una textura, interferida siempre por los trastornos de la historia. O de la historieta: es en el entrecruzamiento trágico y recreativo de ambas categorías que Quintanilla nos ofrece un excepcional registro sensible de nuestras múltiples violencias.

A veces de la manera más sutil. Educando a los chicos en los años difíciles es el video de 2009 en el que recopila fragmentos de los dibujos animados de moda durante la década de 1980. Para mayor efecto, las imágenes han sido distorsionadas mediante un desfase de los canales RGB, obteniendo así una pátina electrónica evocadora de las transmisiones televisas de la época. Los recortes escogidos logran una secuencia sinfín de momentos didácticos en que algún personaje ofrece moralejas o instructivas de vida.

La simpleza e ingenuidad de esos discursos, sin embargo, se ve de manera episódica distorsionada por la aparición fugaz --apenas instantánea-- de fotografías vinculadas a las experiencias del terrorismo. Intrusiones repentinas cuya brevedad de fracciones de segundo impide una comprensión o incluso una percepción inmediata de sus contenidos. Su resultado acumulativo, sin embargo, ingresa en el inconsciente óptico del espectador. Y desde allí evoca la repercusión también inconsciente de la violencia en la psique de los niños que no sufrieron su impacto de manera directa, pero lo internalizaron como un rumor lejano.

Una perturbación, reelaborada a menudo como fantasía en la imaginación infantil".

(Fragmento ligeramente modificado del ensayo de Gustavo Buntinx en el libro Anamnesia: retornos fantasmáticos de la violencia, publicado por Micromuseo y PETROPERÚ como acompañamiento de la exposición de mismo nombre, inaugurada en la Sala de Arte de esa última institución, el 22 de noviembre de 2012. La muestra, curada por el autor y por Víctor Vich, incluía también obras de Rudolph Castro y Claudia Martínez).

 
 
 

ELENA TEJADA
Recuerdo
1998
Video. 03:58"
(Registro de perfomance realizada en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú)
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Este video fue exhibido por primera vez en la exposición Emergencia artística: Arte crítico 1998-1999, organizada por MICROMUSEO ("al fondo hay sitio") y curada por Gustavo Buntinx en el Colegio de Periodistas de Lima, a finales de 1999.

"La performance Recuerdo se realizó durante la dictadura de Fujimori. Todas las universidades estatales se encontraban ocupadas por los militares. Los estudiantes y profesores cuyos nombres y características mencioné en esta acción habían sido torturados y asesinados. Yo estaba dentro de una bolsa de plástico. Cantaba una canción de amor alternada con silencios y con el sonido de una radio que llevaba conmigo. A veces me quedaba quieta y en ocasiones me movía. Realicé esta acción en una universidad estatal con los militares en las cercanías. El público era mi única protección". (Elena Tejada).

 
 
 

MAYA WATANABE
Escenarios (sinopsis)
2014
Video. 03:48"

Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Breve sinopsis de Escenarios, la sobrecogedora videoinstalación de Maya Watanabe sobre las melancolías de la violencia en el Perú de la postguerra y la trasdictadura. Una de las obras decisivas para la configuración de lo que Micromuseo ha categorizado como las poéticas del resto.

 
 
 

MAYA WATANABE
Escenarios (reportaje)
2014
Video. 04:14"

Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

La artífice Maya Watanabe habla de Escenarios, su sobrecogedora videoinstalación sobre las melancolías de la violencia en el Perú de la postguerra y la trasdictadura. Una de las obras decisivas para la configuración de lo que Micromuseo ha categorizado como las poéticas del resto. (Video preparado por Matadero Madrid).

 
 
 

RICARDO WIESSE Y AUGUSTO REBAGLIATI
Diez cantutas en Cieneguilla
1995
Video. 22:27". (Primera parte: 8:28”. Segunda parte: 6:53”. Tercera parte: 7:04”)

(Registro de las acciones de Ricardo Wiesse en las fosas clandestinas donde fueron encontrados los restos de los desaparecidos de la Universidad Nacional de Educación de La Cantuta. Cieneguilla, Lima, Perú, 27 de junio de 1995)
MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”)

En la madrugada del 18 de julio de 1992, elementos del ejército peruano secuestraron, asesinaron y desaparecieron a nueve estudiantes y un profesor de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, popularmente conocida como La Cantuta, en alusión a la flor heráldica de los Incas. El caso pronto se volvería paradigmático de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos perpetradas por la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. En su búsqueda desesperada de impunidad, el 15 de junio de 1995 ese régimen decretó una ley de amnistía para todo delito –no importaba cuán aberrante– cometido por agentes del estado en la lucha contra la subversión.

En respuesta a esa imposición infame, el 27 de ese mismo mes, sorteando peligros y vigilancias, Ricardo Wiesse y varios colaboradores realizaron una histórica intervención –artística y taumatúrgica– en la quebrada del distrito limeño de Cieneguilla donde se habían pretendido ocultar los restos de los desaparecidos de La Cantuta. En intensa afirmación del poder de la metáfora, el artífice sencillamente da imagen a las sugerencias míticas de la flor identificada con aquella universidad popular. Al perfil emblemático de esos pétalos remiten las enormes inscripciones en la tierra con las que marca y evoca la presencia-por-ausencia de las víctimas. Un homenaje fúnebre, pero también una exhumación simbólica que las asocia a las esperanzas mesiánicas de la resurrección de Inkarri. En un sentido incluso literal: esa insólita intervención en el paisaje encendió aquel desierto aparente con las figuras de diez enormes cantutas rojas, obtenidas colmando de pigmento los tres metros interiores de las plantillas de cartón calado.

Un capullo por cada desaparecido. El efecto paradójico es, al mismo tiempo, de afinidad y contraste con la loma árida que vincula las siluetas repletas y las tumbas vacías. “Concebí un manto floreado que la vivificara siquiera fugazmente”, explica ahora Wiesse, “ofrendándole rojo cinabrio, como en los antiguos ajuares funerarios del mundo andino. […D]iez siluetas coloradas dispuestas al azar, como pétalos arrojados al paso de los novios o de las procesiones. Pero desde la ladera opuesta, las cantutas juveniles y esbeltas sugerían también una serie de tajos asestados insanamente al cerro”.

Cortes que son brotes. En la tierra y en la historia. Vestir al cerro es aquí también velarlo, revelarlo como una huaca demasiado contemporánea. Así lo evidencian las impresionantes fotografías logradas por Herman Schwarz en el momento exacto de los hechos. Y el excepcional video realizado también entonces por Augusto Rebagliati y ahora rescatado y digitalizado por MICROMUSEO, tras trece años de permanecer virtualmente inédito. Una condición que aquí se respeta al mantener silente e intocado el registro original, al que nunca se le llegó siquiera a montar una banda sonora.

Para la exploración de esos y otros sentidos, MICROMUSEO reúne todos estos materiales en la muestra Cantuta, inaugurada en su PARADERO HABANA el 29 de agosto de 2008, en conmemoración del quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) –acaso el libro más importante que en relación al Perú se haya escrito desde los Comentarios reales del Inca Garcilaso de la Vega y la Nueva corónica y buen gobierno de Felipe Guamán Poma de Ayala. (Gustavo Buntinx).

Gustavo Buntinx

 

 

 

 
   

 

   
     
 
Videos en cabina
Ecología
MICROMUSEO (reportajes y sinopsis)
(Post)modernidad popular
Sarita Colonia
Varia 1
Varia 2
Política y Derechos Humanos
ANGIE BONINO
Mr. President
CHRISTIANS LUNA
Muerto por un pan
Danos hoy un pan
Pan de cada día
Kevin McCarthy
Tarata
Parte 1
Parte 2
Parte 3
Parte 4
Cecilia Noriega-Bozovich
El Chismemóvil
Parte 1
Parte 2
David Palacios
Infografías
ELENA TEJADA
Recuerdo
Santiago Quintanilla
Educando a los chicos en los años difíciles
Escenario
Escenario
Ricardo Wiesse y Augusto Rebagliati
Cantuta
Parte 1
Parte 2
Parte 3
 
 
 
© MICROMUSEO. Lima, Perú. 2016
Diseño y desarrollo: iaraStudio.com