Julio 2011
Publicaciones
Pieza del mes Conexiones Bitácora Habla
 

Gilda Mantilla

Sin título
[Bandera]

1998
Fotografía iluminada, perlas de fantasía, óleo sobre tela
140 x 97 cm.

MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Sin título - Bandera
 

Nuestra pieza de este mes ofrece un correlato sesgado a la exposición Ejército rosa que Micromuseo (“al fondo hay sitio”) inaugura el 7 de julio en la Sala Luis Miró Quesada Garland de la municipalidad del distrito limeño de Miraflores. Aunque no existen en este lienzo de Gilda Mantilla (Los Ángeles, 1967) las referencias marciales necesarias para su inclusión en la muestra,  hay  en  él  un  vago  aire  de  familia  con  el  sentido  mayor de lo allí reunido.

También, claro, varias marcas de diferencia. Principal entre ellas la de la melancolía: se trata de una obra culminante para las inquietudes que asociaron la madurez temprana de esta artífice con una sensibilidad anticuada de bazar-de-barrio. Como aquel añorado Bambi cuya quiebra arruinó a su familia pero legó a Mantilla el imaginario de rutilantes restos y saldos con los que reconfigura una identidad desvanecida. De fantasía.

Sexual e indumentaria. En 1998, confrontada por una crisis emocional, Mantilla pinta sus sentimientos, su sentimentalismo casi, en un sutil juego de travestismos, técnicos e icónicos. También patrios: son significativamente blanca y roja las faldas que al flamear dan cuerpo a la pareja en una antigua fotografía iluminada donde se retratan tan sólo sus rostros así emblanquecidos. Identificaciones nacionales, raciales, personales, entrecruzan sus conflictos irresueltos para dar expresión libidinal a una corrosión distinta, una perturbación otra.

Una desazón íntima, fetichista de varias maneras. Los vestidos provienen de patrones anticuados de modas. Y hay un repertorio zodiacal implícito en las doce (doce) gemas diversas que se alínean bajo los zapatos deliciosamente plasmados con cursilería pueril. El incitante brillo de esas cuerinas pintadas rima con el fulgor barato de las auténticas perlas falsas que rodean la imagen conyugal. Las orejas levitantes hacia uno y otro lado de aquel bromuro parecieran provenir de ciertas alegorías religiosas, pero esparcen también una sensación de mutilaciones genitales.

Una sugerencia ominosa, acentuada por la turbiedad del fondo oscurecido que hace de la composición un escenario para identidades rotas y zurcidas por retazos. Una bandera doméstica. Castrada y recompuesta.

Atención a la elocuencia incisiva así lograda por una imagen que además se ubica entre las primeras interpretaciones explicitas del travestismo en las artes plásticas peruanas. Otra de las razones por las que esta pieza tuvo presencia destacada en una de nuestras rutas anteriores, la exposición Alteridades: el travestismo en las rutas de Micromuseo, realizada en el Paradero Habana en abril de 2008.

Gustavo Buntinx

(Este texto recoge frases publicadas en dos otros textos del mismo autor:
Emergencia artística. Arte crítico 1998-1999. Lima: Micromuseo, 1999.
Lo impuro y lo contaminado: retornos críticos de la pintura (1997-2002). Lima:
Centro Cultural de España, 2002).

 

 
 
     
     
 
Pieza del mes
2017
2015
2014
2013
NO es NO
Sin título [Valle Vallejo]
Sin título (de la serie Peruanismos)
2012
Diciembre: Educando a los chicos en los años difíciles
Enero: Anónimo semi-industrial Hora loca 2012
2011
2009
Noviembre 2009
Octubre 2009
Agosto 2009
Junio 2009
Mayo 2009
Abril 2009
Marzo
Febrero
Enero
2008
Diciembre
Noviembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
 
 
 
© MICROMUSEO. Lima, Perú. 2011
Diseño y desarrollo: IaraStudio.COM