Febrero 2011
Publicaciones
Pieza del mes Conexiones Bitácora Habla
 

Ricardo Cassinelli

Escolares 1

1984
Acrílico sobre cartón
80 x 84 cm.

MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")
Donación: Ricardo Cassinelli, 1990

Escolares 1
 

Ya a mediados de la década de 1980 había adquirido forma el proyecto utópico que entonces se denominaba Museo Alternativo y diez años después asumiría el nombre definitivo de Micromuseo. A principios de 1986 se realizó la presentación pública de sus postulados teóricos iniciales (Museo moderno / Museo alternativo, en el Primer Encuentro de Museos Peruanos) y la colección iba adquiriendo algunos de sus sesgos distintivos. Como los que cuatro años después marca la donación de una de las obras más emblemáticas de Ricardo Cassinelli: un artífice radicalmente desvinculado de la escena plástica quien, sin embargo, logra durante esos años producir un impresionante correlato visual a las altas tensiones que recorren a la República de Weimar Peruana (1980-1992).

El cuadro es significativo también por el hecho excepcional que con él Cassinelli había intentado su única aproximación al circuito plástico, presentándolo al concurso convocado en 1985 por el Banco Peruano de la Construcción (BANPECO) para pintores sin muestras individuales a su haber. Mal no le fue: aunque los primeros premios recayeron en Federico Esquerre y César Martínez Rojas, el jurado (compuesto por Alfonso Castrillón, Luis Lama y Reynaldo Ledgard) le otorgó a Ricardo una mención honrosa. Ni siquiera ese reconocimiento, sin embargo, pudo atraer hacia la actividad pública a un artífice que prefirió siempre mantener su línea retraida de trabajo casi secreto. Un vero arte de necesidad interior.

Aquel certamen dio lugar a la solitaria publicación hasta ahora existente sobre nuestro pintor. Una reseña crítica que me correspondió entonces escribir (bajo pseudónimo) sobre el concurso para el diario La República (2 de mayo de 1985), donde lamentaba que no se le diera un reconocimiento mayor a la fuerza expresiva del cuadro allí presentado por Eduardo Tokeshi y a “la aspereza de un trabajo extremo y sin concesiones como el de Ricardo Cassinelli”. La descripción que entonces ensayé me parece todavía válida:

“A partir de una fotografía tomada en el centro de Lima el pintor esboza la semblanza de dos escolares pobres, resumiendo en sus rasgos a esa despreciada población mestiza que hoy hace suyas las calles de la ciudad y anuncia transformaciones mayores. El trasfondo del cuadro ha sido difuminado con brochazos toscos y blanquecinos que resulta imposible no asociar con la neblina limeña, pero que además aíslan y realzan a los uniformes grises, a los rostros y cuerpos oscuros de esas dos niñas y a la imagen en ellas sugerida del país que vendrá.

Un tratamiento pictórico más intuido que deliberado les otorga así una carga adicional de determinación y violencia contenida. Los colores casi planos y opacos, las desproporciones verosímiles, las líneas negras que aguzan las ya agudas facciones, hacen de éste un cuadro cuya insólita y brillante agresividad golpea como una pedrada en la frente de la complacencia artística hoy [1985] en plena boga”.

El país que vendrá. El país que ha llegado ya.

Gustavo Buntinx

 

Artículo aparecido en La República el 2 de mayo de 1985:
única publicación sobre la obra artística de Ricardo Cassinelli
hasta su retrospectiva de 2011.

 

 
     
     
 
Pieza del mes
2017
2015
2014
2013
NO es NO
Sin título [Valle Vallejo]
Sin título (de la serie Peruanismos)
2012
Diciembre: Educando a los chicos en los años difíciles
Enero: Anónimo semi-industrial Hora loca 2012
2011
2009
Noviembre 2009
Octubre 2009
Agosto 2009
Junio 2009
Mayo 2009
Abril 2009
Marzo
Febrero
Enero
2008
Diciembre
Noviembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
 
 
 
© MICROMUSEO. Lima, Perú. 2011
Diseño y desarrollo: IaraStudio.COM