Publicaciones
Pieza del mes Conexiones Bitácora Habla
 

Carmen Reátegui

Detente (Árbol de la Vida)

2002
Video. 12:27"
(Primera parte: 5:03". Segunda parte: 7:24")
Colección MICROMUSEO ("al fondo hay sitio")

Donación: Carmen Reátegui, 2005

 

"La idea fue la imagen de la ausencia (nuestras ausencias).
El árbol estaba ahi, pero no era percibido.
Se le puso en valor y fue percibido, reconocido.
 Había que celebrar porque había sido reconocido,
un poco la metáfora del Hijo Pródigo.
Se celebró durante la festividad de Santa Rosa, con rosas.
 Luego, ya podíamos conciliar porque ya había sido reconocido.
¿Cómo podríamos conciliar si no nos hemos reconocido?"

(Carmen Reátegui).

 

Primera parte de Árbol de la Vida. 5:03"

 

Segunda parte de Árbol de la Vida. 7:24"

 

 

La corrupción y la impunidad generalizadas parecieran condenar al Perú a la progresiva destrucción edil de todo lo que es valioso y hermoso en nuestro país. Como la alameda magnífica de árboles centenarios que el alcalde del distrito limeño de Chorrillos ordenó mutilar hacia 1999, con un ensañamiento que a lo largo de quince cuadras dejó sólo muñones muertos aferrados al suelo. Del rescate de esos restos, Carmen Reátegui derivó en 2002 una de las obras mayores de nuestros devastados tiempos: sobre el blanco pedestal rústico de travertino andino, la inversión de un inmenso tronco tullido elevando a los cielos el clamor de sus raíces trastornadas en cáliz. Un memorial a la tierra que agoniza.

A la tierra que renace. Una decisión crucial para la activación de esta obra ha sido el gesto incisivo de asociar su reconocimiento a los rituales de Semana Santa en la tradicional Plaza Mayor de Surco. También, aunque no se registra en este video, a las festividades mestizas del Día de Santa Rosa (como celebración) y del Día de los Muertos (como acto conciliatorio). En cada una de esas Estaciones el Árbol de la Vida se colmó de ofrendas, populares y eruditas, devocionales y artísticas. Los intercambios simbólicos así gestados cargan un sentido poderoso de denuncia, pero además de reparación, de redención. De Resurrección: Árbol de la Vida es el preciso título de esta obra que desborda cualquier consideración estética para ofrecerse como una ofrenda espiritual y una reivindicación política. Místico-libidinal.

Místico-libidinal. No pasará desapercibida la pertinencia, religiosa y social, de escoger precisamente esta obra como pieza del mes en el mes en que se conmemora el sacrificio impresionante de Sergio Guarisco Pozzi, asesinado el 29 de junio de 2006 (Día de San Pedro y de San Pablo) al intentar evitar la tala ilegal de un árbol magnífico en el castigado distrito limeño de Chaclacayo. Como en otra nota señalamos, el suyo es un heroísmo de actualidad radical ante el horizonte terminal del planeta. Pero signos de esperanza afloran. Literalmente: las raíces mutiladas de esta otra planta mutilada empiezan a milagrosamente retoñar. Vida, muerte, resurrección. (Gustavo Buntinx).

"La idea fue la imagen de la ausencia (nuestras ausencias). El árbol estaba ahi, pero no era percibido. Se le puso en valor y fue percibido, reconocido. Había que celebrar porque había sido reconocido, un poco la metáfora del Hijo Pródigo. Se celebró durante la festividad de Santa Rosa, con rosas. Luego, ya podíamos conciliar porque ya había sido reconocido. ¿Cómo podríamos conciliar si no nos hemos reconocido?" (Carmen Reátegui).

Post-data.- Una asociación libre, no buscada por la artífice, se moviliza tras otro hecho conmovedor: el signo crucial, dicen, para el hallazgo de los restos de los desaparecidos de la Universidad de La Cantuta fue el sembrío apresurado de un árbol invertido por parte de quienes intentaban tapar las huellas del enterramiento clandestino. El azar no existe y el inconsciente traiciona la voluntad de ocultamiento convirtiendo en señal lo que camuflaje se quiso.

Obras relacionadas de Carmen Reátegui han formado parte de otras exposiciones de MICROMUSEO, ampliamente documentadas en nuestro sitio web:

Yo no me llamo Juanita

Lo impuro y lo contaminado

Ofrenda y vasallaje

Gustavo Buntinx

 

     
     
     
     
 
Pieza del mes
2017
2015
2014
2013
NO es NO
Sin título [Valle Vallejo]
Sin título (de la serie Peruanismos)
2012
Diciembre: Educando a los chicos en los años difíciles
Enero: Anónimo semi-industrial Hora loca 2012
2011
2009
Noviembre 2009
Octubre 2009
Agosto 2009
Junio 2009
Mayo 2009
Abril 2009
Marzo
Febrero
Enero
2008
Diciembre
Noviembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
 
 
 
© MICROMUSEO. Lima, Perú. 2009
Diseño y desarrollo: OrtizCastro.NET